Aprendizaje y la PNL

El aprendizaje no consiste en saber la respuesta, sino en crear nuestra manera de aprender y de pensar. En la PNL identificamos una red de niveles lógicos de la mente y aplicados al aprendizaje podemos expresarlos así: • IDENTIDAD: ¿Quién eres cuando aprendes? • CREENCIAS: ¿Por qué quieres aprender esto? • CAPACIDADES o ESTRATEGIAS: ¿Cómo haces para aprender? • COMPORTAMIENTOS o CONDUCTAS: ¿Qué haces cuando aprendes? • ENTORNO o CONTEXTO: ¿Dónde y cuándo aprendes mejor? El aprendizaje es un proceso de múltiples niveles. Esto quiere decir que no se produce en un solo nivel sino en varios simultáneamente, por ello es importante tenerlos en cuenta, ya sea cuando enseñamos o cuando aprendemos. ENTORNO: Está comprobado que el entorno en que vivimos puede ser un estímulo o por el contrario, puede ser perjudicial para el proceso de aprendizaje. Al decir entorno tenemos en cuenta todo lo que rodea al que aprende: el hogar, la actitud de los padres hacia el aprendizaje, las comodidades o no del edificio escolar, la actitud de los docentes, la forma de evaluar (Lo que sabe o lo que no sabe), el estímulo o la falta de él. COMPORTAMIENTO: Es el “qué” del aprendizaje. Cuando mencionamos comportamiento y acciones como parte importante del aprendizaje nos referimos no solo a la práctica de escribir, tomar apuntes, sino también a hacer algo con lo que se aprende. Es verdad que si aprendemos con el fin de hacer algo interesante o importante para nosotros, estaremos mucho más motivados y estimulados. ESTRATEGIAS: Son el “cómo” del aprendizaje. Comprende el desarrollo de las capacidades personales y de las estrategias. Aquí es más importante tomar contacto con las técnicas y las estrategias necesarias para aprender nuevos conocimientos, que con el contenido mismo. CREENCIAS y VALORES: Aquí nos ocupamos del “por qué” aprender. Hay muchos aspectos relacionados con las creencias y los valores y surgen de contextos diferentes, por ej.: en relación con los antecedentes personales del alumno, a su grupo de amigos, a la materia a aprender, al profesor, a sus antecedentes culturales, etc. Si el alumno no entrega los deberes, cabe preguntarse: ¿Es porque no sabe hacerlos? o ¿Porque no quiere hacerlos? Puede que en su cultura no sea importante entregar los deberes. Puede ser que tenga conflicto con el profesor o que el entregar los deberes esté mal visto en su grupo de amigos. IDENTIDAD: Se refiere a “quién” está aprendiendo y a “quién” es el que enseña. Los niños aprenden asumiendo la identidad de algo que es externo a ellos cuando juegan y dicen por ej. ”Soy la mamá” “Soy el bombero”, “Soy el policía”. Identificarse con algo o alguien es parte del aprendizaje. Identificarse con lo que se está aprendiendo, facilita el proceso. Ej.: Cuando se aprende una segunda lengua, sucede que algunas personas no pueden desprenderse de su acento. Quizás para ellos su acento es una cuestión de afirmar su identidad con su cultura de origen. Las personas tienden a identificarse con lo que pueden hacer y también con lo que no pueden hacer: “Soy bueno en ortografía”, “Soy malo en ortografía” en vez de “Estoy aprendiendo ortografía” Cuando decimos de alguien que “es malo en gramática” en lugar de decir que “tiene problemas con la gramática” nos estamos refiriendo a su identidad. Pensemos que si “tiene problemas con…” puede no tenerlos, pero si “ES malo en gramática” al ubicar el problema como parte de su identidad será mucho más difícil de superar. Los problemas de identidad pueden afectar no solo a los alumnos, sino también a cómo se percibe la identidad del profesor. El proceso de aprendizaje implica al menos dos dimensiones: Tareas y Relaciones. Generalmente prestamos más atención a las tareas aunque las buenas relaciones son determinantes dentro del aprendizaje. Tanto es así que, a menudo, cuando se le pregunta a alguien que es muy bueno en una asignatura ¿Por qué eres tan bueno en esto? La respuesta es”Tuve un buen profesor” y se centra en la buena relación que tuvo. Para terminar, desde la PNL se busca que “aprendamos a aprender”, pues si conocemos el mecanismo podremos utilizarlo a lo largo de toda nuestra vida. La vida es aprendizaje continuo. “RECUERDE QUE, NO IMPORTA LO BUENO QUE USTED SEA, SIEMPRE PUEDE MEJORAR”

Contacto

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje